martes, 16 de diciembre de 2008


Tantos momentos de felicidad, tanta claridad, tanta fantasía, tanta pasión, tanta imaginación y tanto dar amor hasta llegar el día. Tantas maneras de decir te amo, no parece humano lo que tu me das. Cada deseo que tu me adivinas, cada vez que ríes, rompes mi rutina y la paciencia con la que me escuchas, y la convicción con la que siempre luchas. Como me llenas, como me liberas, quiero estar contigo si vuelvo a nacer. Le pido a Dios que me alcance la vida y me de tiempo para regresar, aunque sea tan solo un poco de lo mucho que me das. Le pido a Dios que me alcance la vida, para decirte todo lo que siento gracias a tu amor. El sentimiento de que no soy yo, y que hay algo más cuando tu me miras, la sensación de que no existe el tiempo cuando están tus manos sobre mis mejillas. Como me llenas, como me liberas, quiero estar contigo si vuelvo a nacer. Le pido a Dios que me alcance la vida y me de tiempo para regresar aunque sea tan solo un poco de lo mucho que me das. Le pido a Dios que me alcance la vida, para decirte todo lo que siento gracias a tu amor. Y me da la luz que hace despertar que me aleja de la oscuridad que me llena de calor el mundo para que no pierda el rumbo. Le pido a Dios que me alcance la vida y me de tiempo para regresar aunque sea tan solo un poco de lo mucho que me das. Le pido a Dios que me alcance la vida, para decirte todo lo que siento gracias a tu amor

No hay comentarios: