jueves, 29 de enero de 2009



Cuando conoces al amor de tu vida, para bien o para mal te cambia y para siempre. Un amor así, en un segundo puede hacerte la persona más feliz y en otro la más desdichada. Cuando te llega el amor de tu vida no hay recurso de amparo posible, de ese amor va a depender tu felicidad o tu ruina. No te queda otra, por el amor de tu vida dejas todo, haces cualquier renuncia por él. Por el amor de tu vida tomas decisiones, decisiones acertadas o no, eso es lo maravilloso del amor de tu vida, que te puede traer alegrías, tristezas, a veces de las dos, pero es importante vivirlo, sabes? Porque para bien o para mal, el amor siempre trae sus frutos.

No hay comentarios: